domingo, 7 de enero de 2007

Half Day Closing

Hay estrellas en el fondo, muy mal hechas, pero entre la niebla un día aparecen y brillan.
Hay una cálida humedad en un aire frío.
Hay buena música. Como en esos días, Beth Gibbons sigue cantando.

In the days, the golden days
When everybody knew what they wanted
It ain't here today

El diseño apesta yo lo sé, pero me dio la entrada de este comentario; además sólo es una prueba. No sé si blog no me respeta el tamaño de la imagen de fondo o qué pex; aún me sigo peleando con el dreamweaver. Por otra parte, sigo pensando si un blog es el mejor formato para el espacio.
El Padrine me mandó unos puntos x; un buen alimento personal; aquí les vomito parte de esas reflexiones.

El caso es que la X se quedó ahí. Nos hizo creer, dejar de ser menos idiotas, (Aunque a Jair le cueste aceptarlo) y seguir en un camino cuyos lados no tienen forma más que de víscera entripada en diferentes intestinos.
Tuvo voces, tiempos y como siempre sucede con lo que hacemos ciertos individuos que nos conocemos, se fue a la mierda. Pero no por eso dejo de latir. Seguía ahí, entrampada y queriendo una muerte digna, cosa por la cual siempre me estaré lamentando.
Ahora que la vuelvo a ver, gracias a Damata (Así le he dicho a Cristian desde siempre), parece como si nunca se hubiese ido realmente. Parece como si se hubiera quedado a un costado de Jair y mío mentándonos la madre, uniéndonos, separándonos, emborrachándonos y hasta alejándonos todo este tiempo.
Y como mi corta historia me ha enseñado que las cosas pasan por algo, heme aquí besándola de nueva cuenta, entusiasmándome con ella y con su nuevo mundo, con su nuevo espacio.
Los errores siempre van a volver hacía ti. Pero los mejores errores nunca se van a ir, así que ahí estamos de nuevo.

Espacio X.

1 comentario:

Arthur Alan Gore dijo...

Bien te haría ponerte a escribir, mi amigo no seas huevón...
ciertas las reflexiones del padrino, eso de traer los errores de regreso se nos da, se nos da...
en este momento algunos que quisiera mandar de regreso al infierno, pero ¿sabes? son como la canción de José Fors:

"No puedo alejarme del bulto,
parece que jamás lo haré,
andando las mismas pisadas,
nunca lo enterré"

Ya aparece k-brón.